Palabras de verdad

¿Cómo llegar a obtener sabiduría?

Vintage still life, open book and alarm clock on the couch

¿Te ha pasado que en algún momento de tu vida, tienes que tomar una decisión difícil y tienes que elegir solo una entre muchas opciones? Lo sé, a mí también me ha pasado. Es momento de tomar una decisión difícil y tienes 5 opciones y quieres elegir la mejor y te preguntas ¿cómo sé cuál es la decisión apropiada? Hace algún tiempo me di cuenta que la respuesta para saber elegir bien es, obteniendo Sabiduría, y esta viene de Dios y de la experiencia.

Supongamos que acabaste el ciclo escolar y vas a entrar a la universidad, estás escogiendo entre dos carreras, no sabes  si estudiar Ingeniería o Medicina, ¿cuál de las dos escoger? Si es verdad que, la sabiduría viene de la experiencia, sería poco apropiado, estudiar ambas carreras, para después, mediante la experiencia darte cuenta cual era la más apropiada para tu vida. Sería tedioso y demorado, ¿No?

Es precisamente en ese tipo de casos que necesitas la sabiduría que viene de Dios, no tienes tiempo para esperar varios años y escoger cual de las dos carreras universitarias te gusta más. Necesitas una solución ahora. Antes de decirte cómo obtener sabiduría, vamos a definirla como el conocimiento e inteligencia profundos, dados por Dios o, adquiridas a través de la experiencia propia o ajena para tomar decisiones correctas.

Es incómodo cuando decides algo y te das cuenta que no era la decisión correcta. En todo caso aprendiste, adquiriste sabiduría y eso está bien, pero que bueno sería tomar las decisiones correctas en el momento correcto. Dice la Biblia en Proverbios 8:11 que, ni siquiera todas las cosas más deseables pueden compararse con ella (sabiduría) y que, además te dará honra, riquezas, te librará del peligro y además te dará una larga vida. Suena muy atractivo el hecho de obtener sabiduría, pero entonces, ¿cómo hacer para obtener sabiduría? Te voy a dar algunos simples pasos para que puedas obtener Sabiduría

Teme a Dios

Según Proverbios 9:10 el principio de la sabiduría es el temor a Dios, pero, ¿qué es temer a Dios?. Muchas personas piensan que temer a Dios es tenerle “Miedo” porque es poderoso. Temor basado en que se enojara con nosotros si pecamos, también solemos imaginarnos que nos va a castigar, que nos enviará desastres naturales a las ciudades, al igual que, si vamos al mar, él lo va a abrir en dos y nos ahogara como lo hizo en tiempos de Moisés. Jeje, pues eso era lo que pensaba yo. El temor a Dios es simplemente reverenciarlo por lo que él es. Temer a Dios es saber cual es tu lugar, saber que él es Dios y reconocerlo, por lo que él es y él hace.

Obedece y sé humilde

Supongamos lo siguiente, imagina que tienes 10 años, y tu padre o tu madre te pide que arregles tu alcoba y que laves los platos, pero tú estás haciendo tus cosas y no obedeces. Una hora después, pasa por la calle una persona vendiendo el helado que tanto te gusta y te das cuenta que no tienes dinero para comprarlo, la pregunta es, ¿pedirías dinero a tus padres para comprar el helado, sabiendo que no les obedeciste? Pasa exactamente lo mismo con Dios, si quieres pedirle sabiduría a Dios, estar en obediencia sería lo más apropiado y justo.

Debes saber también que, tener una actitud humilde es completamente necesario para obtener sabiduría. Solo un sabio puede aprender de los más pequeños e incluso un sabio posee la humildad para aprender de personas arrogantes.

Búscala y pídela

La sabiduría que viene de Dios es un Don, y de acuerdo a esto es dada a la iglesia por gracia, mediante el Espíritu Santo. Dice la Biblia que debes ser intencional para que fluyan en ti los dones. Imagina por un segundo que tuvieras el don de sanar enfermos, ¿cómo vas a saber que lo tienes si nunca oras para que se sanen los enfermos?

Pasa igual con la sabiduría, pídesela a Dios que él la da abundantemente, como dice Santiago1:5, pero búscala todos los días, lee el libro de Proverbios, habla con gente sabia, aprende de tus experiencias y de las de los demás, sé humilde y busca el aprendizaje en todo lo que te pasa día a día.

Ponla al servicio de los demás

Te confieso que, personalmente, la sabiduría es el don que hasta la fecha más le pido a Dios, me parece un don muy atractivo y muy útil para la vida y para ayudar a mi prójimo. La pregunta que te quiero hacer es, ¿para qué pides sabiduría?

Si pides sabiduría a Dios para que todos las personas que te rodean te admiren, probablemente el don de sabiduría no fluirá en ti. La sabiduría siempre tienen que tener como fin, la edificación propia y la edificación de los demás. Pon ese regalo que Dios te dio, o que te va a dar, para el beneficio de los demás, así lograrás que la sabiduría fluya en ti.

Nunca pierdas la comunión con Dios

Si Dios te concede el don de la sabiduría (Que espero que así sea en el nombre de Jesús), nunca pierdas la comunión con aquel que te la dio, con aquel que es más poderoso y más sabio que tú.

De qué le sirvió a Salomón, el hombre más sabio de la historia, toda esa sabiduría, si tomó malas decisiones aun cuando la sabiduría dada por Dios le revelaba cuál era el camino correcto que debía seguir. 

Dios te puede dar toda la sabiduría que él quiera, pero nunca te va a obligar a que tomes una decisión. Mantén la comunión con él y de seguro hará grandes cosas contigo.

Un fuerte Abrazo, si te gustó, ¡reflexiona y compártelo!

 

Daniel Gómez

Lo anteriormente expresado, obedece a nuestra interpretación de un tema con base en la Biblia. Somos Cristianos con deseos de aprender todos los días más de Dios y sobre cómo podemos dar y ayudar a personas como tú de lo que recibimos. Si tienes sugerencias, discrepancias, preguntas o recomendaciones, las recibiremos con un gran gusto y con humildad . Exprésalas  con respeto en la sección de “Comentarios” y te damos las Gracias porque de seguro nos van a ayudar a mejorar y a estimular la Sabiduría de Dios en nosotros. Dios te Bendiga

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *