Palabras de verdad

¿Cómo pruebo que Dios existe?

Thanks God

Muchos a través de la historia han negado la existencia de Dios, basando sus razonamientos en teorías que otros han argumentado y en experiencias propias que cuestionan la existencia de Dios. Con este post no pretendo señalar y juzgar a los que dicen no creer en Dios. Es más, no tengo ningún interés en refutar aquellas teorías que niegan la existencia de Dios. Quiero enfocarme en demostrar que Dios es real. A través de mis experiencias y de lo poco que podría saber de un Dios infinito.

La Biblia

Amor es una palabra poderosa, Jesús mismo murió por nosotros, por amor. ¿Serías capaz de dar tu vida por alguien más? Si tu respuesta fue “Si”. Estoy seguro de que amas a esa persona.La Biblia dice en Génesis 1:1 “en el principio creó Dios los cielos y la tierra”. En este texto podemos ver a Dios como creador, dando origen a la tierra y a todo lo que en esta habita. Es impresionante la perfección de la tierra, como todo se complementa y hasta en lo más mínimo y sutil es exacta. Dios hizo que hubiese luz, separó las aguas de la tierra, se produjo vegetación en la tierra, pero, aparece este texto.

Génesis 1:14-18, “entonces Dios dijo: Que aparezcan luces en el cielo para separar el día de la noche; que sean señales para que marquen las estaciones, los días y los años. Que esas luces en el cielo brillen sobre la tierra»; y eso fue lo que sucedió. Dios hizo dos grandes luces: la más grande para que gobernara el día, y la más pequeña para que gobernara la noche. También hizo las estrellas. Dios puso esas luces en el cielo para iluminar la tierra, para que gobernaran el día y la noche, y para separar la luz de la oscuridad. Y Dios vio que esto era bueno”.

Si analizamos a fondo, podemos ver que Dios hizo el resto del universo luego de colocar a la tierra en una posición exacta entre el sol y la luna. Es más, los que han estudiado el universo, se tuvieron que encontrar con fenómenos como el planeta Júpiter. Que con su gran masa y gravedad superior, sirve como protección a la tierra, evitando catástrofes para nuestro planeta. Pues atrae en su mayoría los objetos errantes del sistema solar que pasan cerca de él. Esto solo es evidencia física, aunque en lo personal cada vez que investigo más sobre este asunto descubro más evidencias de Dios en el universo.

Veamos este texto, Salmo 19:1

Salmo de David “los cielos proclaman la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de Sus manos.” Si físicamente el sonido viaja a través del aire ¿cómo pueden haber grabaciones de la nasa de los astros entonando melodías?. Y aún este texto nos muestra el poder de Dios, Hebreos 3:4, “porque toda casa tiene su constructor, pero el constructor de todo es Dios”. Sé que esto es poco para los que quieren, a través de la ciencia, refutar o afirmar la existencia de Dios,

Pero déjame yo te hablo de mis experiencias personales

Podría escribir bastantes y esto no con el fin de regodearme de algo, pero, Dios antes de que yo lo reconociera y le siguiera, ya había obrado en mí. Una de mis experiencias se dió una tarde calurosa. Contaba con unos nueve años, me encontraba en una finca de café, en ella me encontré con un árbol que había sido talado. La curiosidad me llevó a trepar por él, ya que era bastante grande, me subí a lo más alto y de allí observaba todo el cultivo cafetero. Cuando pretendí bajarme, unos de mis zapatos se atoró entre las ramas y caí. Recuerdo que mientras caía de una altura más o menos de 5 a 7 metros, pensaba en que irremediablemente iba a morir. Porque de la forma en la que caí, mi cabeza recibiría el impacto directo. Cerré los ojos y exclamé “DIOS”, lo siguiente que sucedió fue que al abrir mis ojos estaba de pie, lejos del árbol y sin un rasguño en mi cuerpo.

Otra experiencia más, sucedió a la edad de 20 años, asistí a un evento solo para líderes de la ciudad, en ese tiempo vivía en la ciudad de Armenia Quindío, en mi país Colombia. Estábamos en el Coliseo del café, muy conocido en esta región, más de quinientas personas estábamos congregadas allí. En una oración para finalizar, el expositor dijo, “cierren sus ojos la gloria de Dios descenderá en este lugar”. Recuerdo bien el sol que entraba por la ventilación del coliseo, hacía bastante calor en ese lugar. Y de pronto una neblina llenó el coliseo, no podía ver más allá de unos dos metros. Ese día pude ver la gloria de Dios.

Tal vez un fenómeno físico ocurrió en ese lugar, tal vez involuntariamente mis pies se movieron y caí de pie. Pero hasta en lo que podría ser coincidencia está la mano de Dios permitiendo que ocurra. A Dios no hay que demostrarlo, Él se demuestra solo, tan solo lo que nos rodea nos da evidencia suficiente para entender que Dios existe.

Un fuerte Abrazo, si te gustó, ¡reflexiona y compártelo!

 

Daniel Gómez

Lo anteriormente expresado, obedece a nuestra interpretación de un tema con base en la Biblia. Somos Cristianos con deseos de aprender todos los días más de Dios y sobre cómo podemos dar y ayudar a personas como tú de lo que recibimos. Si tienes sugerencias, discrepancias, preguntas o recomendaciones, las recibiremos con un gran gusto y con humildad . Exprésalas  con respeto en la sección de “Comentarios” y te damos las Gracias porque de seguro nos van a ayudar a mejorar y a estimular la Sabiduría de Dios en nosotros. Dios te Bendiga

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *