Palabras de verdad

Cristo, la cabeza del hogar

Playing at home

Desde mi niñez he mirado como en mi casa mi padre ha sido la persona que ha aportado económicamente para el sustento del hogar. También he visto la función de mi madre como intercesora y reconciliadora de los conflictos internos en la familia. Pero, no crean que ha sido una familia ejemplar en todo.

Muchas de las discusiones entre los cónyuges son generadas por algo que se le denomina Guerra de poderes. Actualmente no es el hombre quien aporta para el hogar, son ambos. Al igual que la mujer no se encarga de las tareas domésticas sola, son ambos.

Nuestra sociedad ha cambiado y esto genera más conflictos en cuanto a la jerarquía en el hogar. En la sociedad moderna encontramos madres cabeza de hogar, padres que crían solos a sus hijos, entre otros casos.

Pero, ¿qué dice Dios respecto a cómo se debe manejar el hogar?

Según 1 Corintios 11:3 encontramos “pero hay algo que quiero que sepan: la cabeza de todo hombre es Cristo, la cabeza de la mujer es el hombre, y la cabeza de Cristo es Dios.”

Cristo Redentor

Es lógico que para algunas mujeres no sea cómodo leer que el hombre es la cabeza de la mujer. Pero, es Dios quien lo dice en su palabra. Otro texto de la biblia lo ratifica Efesios 5: 21-23 “es más, sométanse unos a otros por reverencia a Cristo.  Para las esposas, eso significa: sométase cada una a su marido como al Señor, porque el marido es la cabeza de su esposa como Cristo es cabeza de la iglesia. Él es el Salvador de su cuerpo, que es la iglesia.”

A raíz de esto surgen algunas preguntas cómo ¿se debe la mujer someter a su marido? ¿por qué Dios dice que el hombre es cabeza? Analicemos bien los textos, todo empieza desde el sometimiento del hombre a Cristo. Un hombre que no tenga el temor de Dios no es alguien a quien precisamente se deba someter alguna persona.

La otra expresión es Cabeza, pero ¿qué significa ser cabeza? Ser cabeza, va un poco más allá de ser líder, tiene que ver con poner todo en función. Darle un correcto manejo a todo asunto en el hogar. Para el hombre es permitir que la voluntad de Dios gobierne en el hogar, y no los deseos y costumbres pecaminosas de las personas.

Todo hombre que se someta realmente a Cristo es un buen líder, un buen amigo, un buen padre y un buen cónyuge. Este temor de Dios le permitirá a la mujer conocer la voluntad de Dios para su hogar a través de su esposo, a esto se refiere más explícitamente los textos. Si quieres saber más sobre el temor a Dios, lee nuestro artículo “¿Qué es temer a Dios?

Por eso darle a Cristo el lugar de cabeza en el hogar, es darle su lugar al hombre y la honra para la mujer.

Un fuerte Abrazo, si te gustó, ¡reflexiona y compártelo!

 

Daniel Gómez

Lo anteriormente expresado, obedece a nuestra interpretación de un tema con base en la Biblia. Somos Cristianos con deseos de aprender todos los días más de Dios y sobre cómo podemos dar y ayudar a personas como tú de lo que recibimos. Si tienes sugerencias, discrepancias, preguntas o recomendaciones, las recibiremos con un gran gusto y con humildad . Exprésalas  con respeto en la sección de “Comentarios” y te damos las Gracias porque de seguro nos van a ayudar a mejorar y a estimular la Sabiduría de Dios en nosotros. Dios te Bendiga

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *