Palabras de verdad

¿Cuál es la mejor ofrenda para Dios?

Man offering a heart to a woman.

Cuando pensamos en ofrenda se nos viene a la mente el signo dinero $, y quiero decirte yo pensaba igual hasta que leí y entendí un poco sobre Caín y Abel. Veamos qué nos dice Génesis 4:3-5, 3,

“al llegar el tiempo de la cosecha, Caín presentó algunos de sus cultivos como ofrenda para el Señor. 4 Abel también presentó una ofrenda: lo mejor de las primeras crías de los corderos de su rebaño. El Señor aceptó a Abel y a su ofrenda, 5 pero no aceptó a Caín ni a su ofrenda. Esto hizo que Caín se enojara mucho, y se veía decaído”.

Claro inmediatamente lees esto concluyes que Abel dio lo mejor, pero, Caín trajo algo de sus cultivos. Analicemos, ¿es Dios acaso alguien quien juzga por lo físico?, o ¿qué es lo que realmente observa Dios en esta parte?

 Comencemos a introducirnos en el texto de Génesis, piensa que les pides un favor a dos personas, ambos te colaboran, pero uno de ellos lo hace con una actitud demasiado mala, es decir, lo hace por cumplir. La otra persona lo hace con una actitud agradable, y le importa mucho hacerlo bien. Pero, el resultado físicamente es el mismo. Sí lo que realmente nos importa es el resultado, quien lo haga nos parecerá indiferente, pero si lo que nos importa es la persona, eso cambiaría nuestra perspectiva de quien lo haga. Muy bien, así pensamos los humanos, pero Dios nos revela su real pensamiento en el siguiente texto.   

¿por qué estás tan enojado? – preguntó el Señor a Caín – ¿por qué te ves tan decaído? (…) serás aceptado si haces lo correcto, pero si te niegas a hacer lo correcto, entonces, ¡ten cuidado! El pecado está a la puerta, al acecho y ansioso por controlarte; pero tú debes dominarlo y ser su amo” Génesis 4:6-7

Sé que habías pensado en que la ofrenda de Caín no había sido aceptada por su manera de traerla, pues dice que trajo algo de sus frutos, pero NO, fue porque él estaba haciendo cosas incorrectas, como lo sugiere el texto anterior. Entonces, aparece la primera pregunta ¿es Dios acaso alguien quien juzga por lo físico?, de ninguna manera, quiero tener claridad en esto,  a Dios le importa tu físico claro, pero no te juzga por eso, es decir, si eres pobre o rico, bajo o alto, blanco o negro, poco conocido o famoso, hombre o mujer, Dios no da un juicio de ti por estos asuntos. 

Aparece la segunda pregunta ¿qué es lo que realmente observa Dios en esta parte? Sí, mi querido lector, él no mira la cantidad de tu ofrenda, y sé que suena fuerte, pero no se trata si fue algo que escogiste (Abel) o simplemente lo tomaste (Caín), se trata de tu corazón. Abel no solo dio lo mejor, entendió que su ofrenda simbolizaba no lo mejor de sus ganados, no lo primero simplemente, simbolizaba su propia vida.

Esa es la respuesta a la pregunta original ¿cuál es la mejor ofrenda para Dios?, la mejor ofrenda eres tú. Cuando tú te ofrendas a Dios, das lo primero, lo mejor y no reparas si el de tu vecino es peor, igual o mejor, pues entiendes que la real ofrenda a Dios eres tú. Y solo cuando entiendes que en tu vida debes darle la soberanía a Dios, entonces él recibe tu ofrenda física, pues no mira lo grande, si no que mira tu corazón. Dale la soberanía a Dios de tu vida, y veras que grande bendición encontrarás al servirle.

Un fuerte Abrazo, si te gustó, ¡reflexiona y compártelo!

 

Daniel Gómez

Lo anteriormente expresado, obedece a nuestra interpretación de un tema con base en la Biblia. Somos Cristianos con deseos de aprender todos los días más de Dios y sobre cómo podemos dar y ayudar a personas como tú de lo que recibimos. Si tienes sugerencias, discrepancias, preguntas o recomendaciones, las recibiremos con un gran gusto y con humildad . Exprésalas  con respeto en la sección de “Comentarios” y te damos las Gracias porque de seguro nos van a ayudar a mejorar y a estimular la Sabiduría de Dios en nosotros. Dios te Bendiga

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *