Palabras de verdad

Dios, ¿prueba o tentación?

Desire and temptation.

Hace algunos días, presencié la predicación de un famoso pastor, por lo que hoy quiero hablarte. Acerca de lo que Dios me habló a través de este pastor. ¿Has pasado por dificultades últimamente? ¿te has preguntado si tal vez es una prueba o una tentación de Dios? Es común que afirmemos que somos tentados o somos probados por Dios. Pero, ¿en realidad conocemos la diferencia entre prueba y tentación? Hay una diferencia entre probar y tentar que viene desde la antigua Grecia. En cuanto a su definición, se tiene lo siguiente:

  • Probar: Localizar una debilidad con el propósito de reforzar y fortalecer
  • Tentar: Encontrar una debilidad para usarla y destruir a la persona

Por lo que puedo decir, sin temor a equivocarme que, la tentación tiene como propósito la caída. Es por eso que Santiago 1:13 nos afirma lo siguiente, “Dios no tienta a nadie ni puede ser tentado”. Ahora, Dios puede permitir la tentación (que viene de Satanás o de nuestro propio pecado) para probarnos, con el fin de reforzar y fortalecernos en algún aspecto de la vida. Dios fortalece mediante la prueba y la adversidad, porque es allí donde te verás obligado a actuar de manera diferente. Tal vez te podría interesar nuestro post “¿Satanás tiene la culpa?”.

Imagina una situación de dos conductores de automóvil. Uno de ellos siempre conduce por carretera plana y recta, mientras que el otro conduce por carreteras grandes, pequeñas, a la derecha, a la izquierda, con curvas, planas, empinadas, secas y húmedas.

¿Cuál crees tú que está mejor preparado para una prueba extrema de conducción?

De la misma manera, Dios te prepara con las pruebas. Si dices: “Señor úsame”, es probable que Dios tratará áreas de, tu vida y carácter, que necesitas reforzar para que te pueda usar con eficacia y para que cuando venga una gran dificultad no renuncies. Dios te puede hacer pasar pruebas para reforzar cualquier debilidad que puedas tener para que tengas éxito, porque Dios está comprometido con tu éxito.

En Santiago 1:2-3 “hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia”. A través de esta cita podemos apreciar como se nos recomienda alegrarnos cuando enfrentemos pruebas, confiándonos que todo será para bien, de acuerdo con la voluntad de Dios, agradable y perfecta. Lo que te hace valioso no es lo que has sufrido, sino lo que has aprendido con ese sufrimiento

Un fuerte Abrazo, si te gustó, ¡reflexiona y compártelo!

 

Daniel Gómez

Lo anteriormente expresado, obedece a nuestra interpretación de un tema con base en la Biblia. Somos Cristianos con deseos de aprender todos los días más de Dios y sobre cómo podemos dar y ayudar a personas como tú de lo que recibimos. Si tienes sugerencias, discrepancias, preguntas o recomendaciones, las recibiremos con un gran gusto y con humildad . Exprésalas  con respeto en la sección de “Comentarios” y te damos las Gracias porque de seguro nos van a ayudar a mejorar y a estimular la Sabiduría de Dios en nosotros. Dios te Bendiga

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *