Palabras de verdad

¿Es mala la riqueza? ¿Es pecado tener mucho dinero?

The girl made a lot of money online from home. Easy money concept

Es una pregunta que se hacen muchas personas dentro de la iglesia de Jesús. Confieso que hace algunos años, antes de volver a los caminos del Señor, el tema del dinero era algo en lo que pensaba todos los días. Iniciaba emprendimientos y negocios con el único fin de obtener más dinero. He escuchado que dicen que la riqueza es mala, que el dinero trae problemas, otros dicen que el dinero no es malo, que las malas son las personas, tantas opiniones encontradas que es fácil perder la propia.

Estoy seguro de que también has escuchado todo tipo de afirmaciones con respecto a la riqueza y al dinero. Pero como siempre lo hacemos, vayamos a la verdad (La Biblia). La Biblia contiene muchos versículos que hablan de este tema. Debemos partir de algo, la riqueza no es buena ni mala en sí misma, lo bueno o malo es el uso que le des a la riqueza y el lugar que ocupa en tu corazón.

La riqueza es como un cuchillo, si yo te preguntara si un cuchillo es malo o bueno, ¿Qué responderías?. Unos dirían es bueno, otros dirían es malo, pero la mejor respuesta es que:

¡Depende del uso que le des!

Puedes hacer buenas cosas con el cuchillo y utilizarlo para buenos propósitos, como también puedes utilizarlo para malos propósitos. Igual ocurre con la riqueza, no es buena ni mala en sí misma. De hecho muchos hombres de la Biblia fueron bastante ricos y bendecidos por Dios (Salomón, Job, Abraham, Jacob, José). La pregunta importante que te debes hacer hoy es:

¿Qué lugar tienen las riquezas y el dinero en tu corazón?

Cuando las riquezas desplacen el primer lugar que le corresponde a Dios, es el momento donde comenzarán los problemas.

¿Cuál es tu enfoque en la vida, qué es lo que más anhelas?

Jesús en Mateo 6:24 dice: ”nadie puede servir a dos señores; porque o aborrecerá a uno y amará al otro, o se apegará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas”. Dios es enfático en que no podemos servir a dos señores.Nuestro servicio debe ser 100% para Dios. Si Jesús te bendice con riquezas ¡Gloria a Dios!, sé agradecido, sé humilde, sé generoso, da el diezmo, pero ten cuidado con hacer de la consecución de riqueza una meta de vida.

Si tal vez no tienes los ingresos o el dinero que quieres, puede deberse a muchas situaciones, como por ejemplo:

  1. No estás preparado para administrarlo
  2. Te podrías perder en el mundo, o podrías desplazar a Dios del primer lugar
  3. No has sido fiel en lo poco y no eres generoso
  4. No eres fiel con el diezmo
  5. Dios te está preparando y quiere que aprendas a confiar y a depender de Él

Dios te quiere bendecir y te quiere dar riqueza. No me refiero a la riqueza material o al dinero, me refiero a las riquezas que no se compran con dinero y que provienen sólo de Él, como lo dice en Romanos 2:4: ”¿o menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento?”

Las riquezas de este mundo quedarán aquí cuando mueras, preocúpate por acumular las riquezas eternas, como lo dice Mateo 6: 19-21: ”no os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompe, y donde ladronas minan y hurtan; Más haceos tesoros en el cielo, donde ni polilla ni orín corrompe, y donde ladrones no minan ni hurtan: Porque donde estuviere vuestro tesoro, allí estará vuestro corazón”.

¿Dónde está tu tesoro?

Un fuerte Abrazo, si te gustó, ¡reflexiona y compártelo!

 

Daniel Gómez

Lo anteriormente expresado, obedece a nuestra interpretación de un tema con base en la Biblia. Somos Cristianos con deseos de aprender todos los días más de Dios y sobre cómo podemos dar y ayudar a personas como tú de lo que recibimos. Si tienes sugerencias, discrepancias, preguntas o recomendaciones, las recibiremos con un gran gusto y con humildad . Exprésalas  con respeto en la sección de “Comentarios” y te damos las Gracias porque de seguro nos van a ayudar a mejorar y a estimular la Sabiduría de Dios en nosotros. Dios te Bendiga

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *