Palabras de verdad

¿La paz que sobrepasa los diálogos?

Peace

Actualmente en nuestro país, Colombia, se habla diariamente de algo denominado el proceso de paz. Proceso en el cual, entes revolucionarios y el gobierno del país, se sientan a dialogar acerca de cómo podrían darle solución al conflicto armado actual.

Pero,  aunque todos tienen sus expectativas en que esta paz relativa llegue a suceder, sabemos que puede fracasar. He allí el origen de la siguiente pregunta, ¿por qué sabemos que la paz fracasará antes de que suceda? La pregunta es interesante, mejor aún es la respuesta. 

Podríamos pensar en el niño, al cual la madre le dice siéntate y este se sienta, mientras piensa “estoy parado por dentro”, es un ejemplo muy claro de desacuerdo con la orden dada, de impotencia por la autoridad impuesta y de hipocresía, pues es un acto finalmente falso. A lo que quiero llegar, es que tú entiendas que, para poder alcanzar la  paz solo se podría lograr si las dos partes están en paz consigo mismas. La biblia dice en Filipenses 4:7 “y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”.

Es ahí donde quiero que te enfoques, primero mira tu interior y si no puedes estar en paz contigo mismo, ¿cómo podrías aún hablar de paz? La clave está en la última parte del versículo de filipenses, esa clave tiene nombre propio y es Cristo Jesús, si, amado lector, sin Cristo es complicado o mejor prácticamente imposible, lograr la paz.  Y cité el conflicto de Colombia, pero, alrededor del mundo, conocemos demasiados asuntos particularmente parecidos.

Te invito a que no salgas de tu casa, es más, de tu cuarto y, mira tú interior ¿está Jesús por ahí?, si Él no está, invitalo a que entre a tu corazón y comprende la paz que sobrepasa todo entendimiento, que guarda tu corazón y tus pensamientos, en ese instante no solo hablaras de paz, entenderás la paz y hasta podrías ayudar a otros a encontrarla.

Te daré un ejemplo de paz, ¿qué puede sentir una persona que empieza una discusión, pero el oyente contesta de manera pasiva y sin furor? El que inicia la discusión, tiene dos opciones, número uno, se calma y se avergüenza de la manera en que fue visto su acto, número dos, le causa más enojo, pero de igual forma la vergüenza actúa.

¿Quiere decir esto que si tenemos a Jesús nunca discutiremos, pelearemos o tendremos problemas? Lastimosamente no, pero podríamos llegar a tener acuerdos con distintos puntos de vista, convivir aunque las otras personas hagan y piensen distinto, ser familia, porque aprendemos a amar al que es cercano con todo y sus errores, aprendemos a perdonarnos y caminar juntos, así el otro de pasos más grandes o más pequeños que los nuestros. Y, es en estos casos donde tú sabrás que la paz que sobrepasa el entendimiento está obrando.

Te podría decir entonces, que la respuesta a la pregunta original, ¿por qué pensamos que la paz fracasará antes de que suceda?, se resume a lo siguiente:

Si no puedes estar en paz contigo mismo, mucho menos podrás estar en paz con los demás, y no le añado sino que lo tomo como un absoluto, sin Cristo no hay una paz verdadera.

Si te gustó, ¡reflexiona y compártelo!

 

Jhonattan Vergara

Lo anteriormente expresado, obedece a nuestra interpretación de un tema con base en la Biblia. Somos Cristianos con deseos de aprender todos los días más de Dios y sobre cómo podemos dar y ayudar a personas como tú de lo que recibimos. Si tienes sugerencias, discrepancias, preguntas o recomendaciones, las recibiremos con un gran gusto y con humildad . Exprésalas  con respeto en la sección de “Comentarios” y te damos las Gracias porque de seguro nos van a ayudar a mejorar y a estimular la Sabiduría de Dios en nosotros. Dios te Bendiga

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *