Palabras de verdad

¿Qué dice la Biblia de los chismes?

Telling the latest gossips.

Chismes!, esta es una palabra con la capacidad de ser odiada por muchos y, amada por otros, al mismo tiempo. Según los diccionarios, se tiene que el chisme o los chismes son una “murmuración, cuento sobre alguna noticia verdadera o falsa para dañar a alguien.”

De entrada, la definición afirma que el chisme tiene como propósito dañar a los demás. Hay quienes dicen que no tiene nada de malo, hay otros que dicen que los chismes son muy perjudiciales para las relaciones. Tú puedes sacar tus propias conclusiones, pero, démosle una mirada a la Biblia y observemos qué tiene qué decirnos Dios acerca de los chismes. Para empezar te voy a contar un secreto, algo que pocos saben, leo todos los libros de la biblia en general, pero hay uno que siempre ha llamado mi atención, el libro de proverbios. Justamente en él, encontré varios versículos bastante puntuales para este tema.

Vayamos a la Biblia

Proverbios 20:19 dice “el chismoso traiciona la confianza; no te juntes con la gente que habla de más”.

Proverbios 11: 12-13 “el falto de juicio desprecia a su prójimo, pero el entendido refrena su lengua. La gente chismosa revela los secretos; la gente confiable es discreta”.

Proverbios 16:28 “el perverso provoca contiendas, y el chismoso divide a los buenos amigos”.

Proverbios 18:7-8 “la boca del necio es su perdición; sus labios son para él una trampa mortal. Los chismes son deliciosos manjares; penetran hasta lo más íntimo del ser”.

Proverbios 21:23  “el que refrena su boca y su lengua, se libra de muchas angustias”

Ups, ¡qué descarga de versículos! Sin duda y según lo anterior, el escritor de proverbios (Salomón) estaba totalmente en contra de los chismes. Dios nos habla a través de este libro, acerca de algunas de las consecuencias de los chismes.

En el capítulo 20, se nos recomienda no juntarnos con personas que practican el chisme, porque traicionan la confianza y revelan los secretos como lo afirma el capítulo 11. También se afirma en el capítulo 16, que las personas chismosas dividen a los buenos amigos, Jesús quiere que tú y yo vivamos en comunidad, quiere que seamos uno, así como Él es uno junto con el Padre, de ninguna manera quiere divisiones. El capítulo 21 nos recomienda refrenar nuestra boca y lengua, además promete que nos libraremos de muchas angustias. Te podría interesar leer nuestro artículo sobre la honestidad.

La lengua, es esa pequeña parte del cuerpo con la que podemos construir y destruir. Pídele a Dios dominio propio, para que logres el control de tu propia lengua. Procura hablar de los demás solo para edificarlos. Recuerda que, como observamos hace un momento en el libro de proverbios, los chismes traen muchas consecuencias. Seguramente que a ti tampoco te gustaría verte envuelto en uno de ellos ¿o si? ¡Para adelante mi amigo!.

Un fuerte Abrazo, si te gustó, ¡reflexiona y compártelo!

 

Daniel Gómez

Lo anteriormente expresado, obedece a nuestra interpretación de un tema con base en la Biblia. Somos Cristianos con deseos de aprender todos los días más de Dios y sobre cómo podemos dar y ayudar a personas como tú de lo que recibimos. Si tienes sugerencias, discrepancias, preguntas o recomendaciones, las recibiremos con un gran gusto y con humildad . Exprésalas  con respeto en la sección de “Comentarios” y te damos las Gracias porque de seguro nos van a ayudar a mejorar y a estimular la Sabiduría de Dios en nosotros. Dios te Bendiga

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *