Palabras de verdad

¿Qué es el bautismo del Espíritu Santo?

Newborn baby baptism

Para poder hablar sobre el bautismo del Espíritu Santo, debemos entender primero qué es el bautismo y lo que simboliza. La definición según el diccionario es que, es una inmersión, un acto donde una persona es sumergida en agua. Este método se conoce comúnmente como bautismo por inmersión, otras definiciones hablan de un bautismo por aspersión y ablución, que no implican sumergir a la persona.  El bautismo, antiguamente simbolizaba un cambio de pensamiento, creencias y hasta un cambio de ciudadanía. Pero, ¿qué significa el bautismo para un cristiano actual? Pues, el bautismo simboliza la muerte y resurrección de Cristo en nuestras vidas, miremos lo siguiente.

Romanos 6:3-5, dice: “¿o no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte?  Porque somos sepultados juntamente con Él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. Porque si fuimos plantados juntamente con Él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en su resurrección.” 

Esto significa que, cuando eres sumergido en las aguas, estas muriendo a una vida pecaminosa y, cuando eres levantado de las aguas, estas resucitando a una vida de rectitud (acto simbólico). Ahora que entendemos un poco lo que es el bautismo y lo que simboliza, analicemos que es el bautismo del Espíritu Santo. 

Primero, notemos que en la Biblia cuando habla del Espíritu Santo, se hace uso de la letra mayúscula E, cuando habla de un sentimiento o del espíritu humano u otra identidad espiritual lo indica con la letra e minúscula. Esto lo expreso para que al mirar los siguientes textos observes cuando se hace referencia al Espíritu Santo.

Hechos 2:1-4: “Cuando llegó el día de Pentecostés, todos ellos estaban juntos y en el mismo lugar.  De repente, un estruendo como de un fuerte viento vino del cielo, y sopló y llenó toda la casa donde se encontraban.  Entonces aparecieron unas lenguas como de fuego, que se repartieron y fueron a posarse sobre cada uno de ellos. Todos ellos fueron llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu los llevaba a expresarse.”

En el texto anterior la expresión “todos fueron llenos del Espíritu Santo” nos indica que en Él tenemos integridad, y que si Él nos llena no tendremos vacíos en nuestra vida. Pero, vemos que la obra de la llenura del Espíritu Santo se hace notoria cuando se habla en un idioma distinto al nuestro, uno que Él nos permite expresar. Es decir, nos llena en nuestro interior y lo expresamos en lo exterior.

Es entonces, cuando se plantea, ¿por qué llamarlo bautismo del Espíritu Santo? Pues imagínate que tan grande es la presencia de Dios, que como humanos no la podemos reprimir en nuestro interior “físicamente hablando” y es tan grande que nos rodea a tal punto de estar literalmente inmersos en su presencia. Hay un texto que me atrae de las Sagradas Escrituras y dice,

Salmo 139:7-12 ¡Jamás podría escaparme de tu Espíritu! ¡Jamás podría huir de tu presencia! Si subo al cielo, allí estás tú, si desciendo a la tumba, allí estás tú. Si cabalgo sobre las alas de la mañana, si habito junto a los océanos más lejanos, aun allí me guiará tu mano y me sostendrá tu fuerza. Podría pedirle a la oscuridad que me ocultara, y a la luz que me rodea, que se convierta en noche, pero ni siquiera en la oscuridad puedo esconderme de ti. Para ti, la noche es tan brillante como el día. La oscuridad y la luz son lo mismo para ti.

Simplemente Dios es tan grande e infinito, que la llenura de su Espíritu pasa a ser un bautismo por su inmensa presencia, presencia de la cual no podemos huir. ¿Qué pasa cuando Dios te llena con su Espíritu?, para darle respuesta a esta pregunta miremos lo que dice Hechos 1:8.

Pero recibirán poder cuando el Espíritu Santo descienda sobre ustedes; y serán mis testigos, y le hablarán a la gente acerca de mí en todas partes: en Jerusalén, por toda Judea, en Samaria y hasta los lugares más lejanos de la tierra.

Eso es lo que acontece cuando somos llenos del Espíritu, nos da poder para hablar de Él a cuanta persona podamos, y hay tantos géneros de idiomas que por eso su llenura se manifiesta en hablar en un dialecto distinto.

Cuando eres lleno del Espíritu Santo, tus pensamientos se dirigen a hacer la voluntad de Dios, tus acciones son encaminadas para agradarle a Él, las palabras que expresas son de su total satisfacción. Podríamos concluir que estar sumergido en la presencia de Dios “Bautismo del Espíritu”, es estar en una relación muy estrecha con el mismo creador y quiero decirte que si con alguien vale la pena pasar el tiempo, es con el mismo Dios.

Si te gustó, ¡reflexiona y compártelo!

 

Jhonattan Vergara

Lo anteriormente expresado, obedece a nuestra interpretación de un tema con base en la Biblia. Somos Cristianos con deseos de aprender todos los días más de Dios y sobre cómo podemos dar y ayudar a personas como tú de lo que recibimos. Si tienes sugerencias, discrepancias, preguntas o recomendaciones, las recibiremos con un gran gusto y con humildad . Exprésalas  con respeto en la sección de “Comentarios” y te damos las Gracias porque de seguro nos van a ayudar a mejorar y a estimular la Sabiduría de Dios en nosotros. Dios te Bendiga

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *