Palabras de verdad

¿Qué es realmente aceptar a Jesús?

Acceptance, Letting go, Accepting the Positive with Open Arms

En el siguiente artículo, te hablaré sobre lo que significa aceptar realmente a Jesús, pero antes que nada te pregunto, crees que ¿ya aceptaste a Jesús como tu salvador? Si tu respuesta es no, no hay problema, porque aquí te voy a explicar cómo.

¿Te has preguntado qué es aceptar a Jesús como tu Salvador?

Jesús, como sabes, es el hijo de Dios Padre, de seguro también has escuchado que es el cordero de Dios que quita los pecados del mundo ¿Cierto?. Esto tiene una explicación, en la época antes de Jesús, cada vez que una persona pecaba, debía sacrificar un animal, como por ejemplo un cordero. Esto simbolizaba que el pecado cometido se pasaba al animal y este moría con él, de esta manera la persona quedaba en paz con Dios.

Jesús, siendo Dios, vino a cumplir ese mismo papel, haciéndose humano y cargando con todos los pecados de la humanidad para morir como cordero, de manera que todos quedemos en paz con Dios. Tal vez dices, “ok, ese es Jesús, ya sabía que había muerto por mí, pero ¿por qué necesito un salvador?”.  

La Biblia dice en Romanos 3:23 “por cuanto todos pecamos, estamos destituidos de la gloria de Dios”.

¿Quién entonces nos podría rescatar o salvar de esa destitución?

¿Un salvador? ¡¡Exacto!!, ¡ese es Jesús! En Romanos 6:23 se confirman las palabras que acabo de mencionar “porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro”. Según este versículo, nuestro destino sería la muerte, sin embargo, existe alguien que ya pagó ese precio por ti y por mí. Nos salvó de la muerte y se convirtió en el puente que acerca a los hombres con Dios. El único mediador entre Dios y los hombres se llama Jesús, como lo afirma Juan en su evangelio Juan 14:6.

Lo debes aceptar y confesar, según dice la palabra de Dios en Romanos 10:9 “que si confiesas con tu boca a Jesús por Señor, y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo”.

El famoso versículo Juan 3:16 respalda lo anterior “porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree no se pierda más tenga vida eterna”.  Según los versículos anteriores, la única forma de tener vida eterna es creyendo en Jesús y confesando y aceptando que él es tu señor y salvador. Si hoy quieres dar este paso, repite la siguiente corta oración:

Gracias Jesús por el sacrificio que hiciste en la cruz por mis pecados, Yo confieso que he pecado y me arrepiento de estos pecados, te acepto Jesús, como mi Señor y Salvador personal y Confieso que creo en ti. Inscribe mi nombre en el libro de la Vida. Amén

Si ya habías aceptado a Jesús, estoy seguro de que conoces personas que no lo han hecho. Comparte este post, de seguro muchas personas necesitan esta oración.

Un fuerte Abrazo, si te gustó, ¡reflexiona y compártelo!

 

Daniel Gómez

Lo anteriormente expresado, obedece a nuestra interpretación de un tema con base en la Biblia. Somos Cristianos con deseos de aprender todos los días más de Dios y sobre cómo podemos dar y ayudar a personas como tú de lo que recibimos. Si tienes sugerencias, discrepancias, preguntas o recomendaciones, las recibiremos con un gran gusto y con humildad . Exprésalas  con respeto en la sección de “Comentarios” y te damos las Gracias porque de seguro nos van a ayudar a mejorar y a estimular la Sabiduría de Dios en nosotros. Dios te Bendiga

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *