Palabras de verdad

¿Quién puede quitar la vida?

Caucasian sad woman sitting at the sofa with depression

Muchas veces me he preguntado ¿quién decide sobre dar o quitar la vida? Curiosamente, aún la respuesta es un interrogante a la hora de hablar de quitar la vida. Quién da la vida, a pesar del pensamiento de algunos escépticos, es el mismo Dios.

Génesis 2:7 dice que “Dios formó al hombre del polvo de la tierra y luego sopló aliento de vida en su nariz y fue el hombre un ser viviente”.

Salmo 139:16, “tus ojos me vieron siendo yo un embrión y en tu libro estaban todas las cosas que fueron luego formadas y no faltó ninguna”.

Cité estos dos pasajes bíblicos, porque baso mi criterio en las palabras escritas de Dios. Ahora entendemos que Dios es el dador de la vida, pero, ¿quién la puede quitar?

El hombre tiene todo tipo de decisión en sus manos, conocido como libre albedrío, puede hacer desde lo bueno hasta lo más degradante posible y, solo tiene su conciencia que lo acusa o lo justifica. Hay muchos artículos y medios que hablan a favor y en contra del aborto, por ejemplo, en mi país Colombia, se ha legalizado bajo algunos criterios, los cuales protegen la salud de la madre que está en cinta. Sin embargo, se conoce de sitios ilegales que lo practican rutinariamente y están disponibles a la decisión del “beneficiario”.

Pero, quiero que te centres un momento en este acto, ¿por qué recurren algunas personas al aborto? Podríamos pensar en aquella mujer que fue abusada sexualmente, o la malformación física del bebé que está en el vientre, o el riesgo de morir de la progenitora, podríamos decir que son razones de gran peso para PENSAR en un aborto.

Pero, qué de aquella mujer que quiere interrumpir el ciclo de vida del bebé que viene en camino, tal vez porque aún no termina la universidad u otros proyectos, o porque sus padres se sentirían decepcionados al enterarse de este suceso, ¿son estas razones realmente válidas para quitar la vida de una de estas criaturas?

Algunas personas piensan como lo dictan algunas leyes de los países, que la persona es un ser vivo en el momento en que respira por primera vez, de hecho se nos da un acta de nacido vivo en los hospitales, corroborando que ya somos personas. Pero, la misma ciencia a través de muchos estudios ha determinado que las criaturas en el interior de una madre, son seres vivos, seres que necesitan de esta madre para recibir sus nutrientes y así crecer saludablemente. Se sabe que sienten, sonríen, toman hábitos como el de llevarse el dedo pulgar a la boca, se mueven y el músculo que se encarga de efectuar el bombeo de sangre a todas partes del cuerpo ya está en función, el corazón, el cual no dejará de latir hasta que debamos morir.

Qué decisión tan difícil la que cargan algunas personas al enfrentarse a alguna situación similar a esta, pero te invito a que reflexiones, pienses y actúes como lo hizo Él mismo Cristo, Él no pensó en Él, sino que pensó en ti y en mi y murió por nosotros.  Piensa más en la criatura indefensa que crece totalmente dependiente de su madre, tú puedes decidir, pero, estas criaturas No.

Si te gustó, ¡reflexiona y compártelo!

 

Jhonattan Vergara

Lo anteriormente expresado, obedece a nuestra interpretación de un tema con base en la Biblia. Somos Cristianos con deseos de aprender todos los días más de Dios y sobre cómo podemos dar y ayudar a personas como tú de lo que recibimos. Si tienes sugerencias, discrepancias, preguntas o recomendaciones, las recibiremos con un gran gusto y con humildad . Exprésalas  con respeto en la sección de “Comentarios” y te damos las Gracias porque de seguro nos van a ayudar a mejorar y a estimular la Sabiduría de Dios en nosotros. Dios te Bendiga

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *