Palabras de verdad

¿Será pecado realizarse una cirugía estética?

Portrait of beautiful woman before plastic surgery operation cosmetology. Beauty concept.

Primero les quiero mencionar que la biblia no dice nada directamente sobre las cirugías estéticas, pero, si nos da una luz respecto a este tipo de situaciones. Antes de comenzar a hablar de este asunto, quiero que miremos algunos datos estadísticos del año 2011, respecto a este tipo de cirugías.

Los Estados Unidos ocupan el primer lugar en este tipo de procedimientos y van en aumento, se registraron 1.094.146 cirugías estéticas, y Colombia para ese año ocupaba el onceavo lugar con 211.879 cirugías. Información publicada por La Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS), en su tercer análisis estadístico anual: Estudio Global de Procedimientos de Cirugía Estética – Cosméticos realizados en 2011.”

Pero, ¿Por qué las personas se someten a este tipo de procedimientos?

La respuesta parecería obvia, pero no, un porcentaje elevado de personas que se someten a estas cirugías, lo hacen porque lo necesitan, una desviación en el tabique, una malformación ósea, entre otras. Pero, aparecen lógicamente, los que usan esta modalidad quirúrgica para un beneficio sobre todo físico-estético (vanidad). Miremos el siguiente pasaje bíblico.

1 Juan 2:15-1715 No amen a este mundo ni las cosas que les ofrece, porque cuando aman al mundo no tienen el amor del Padre en ustedes. 16 Pues el mundo solo ofrece un intenso deseo por el placer físico, un deseo insaciable por todo lo que vemos, y el orgullo de nuestros logros y posesiones. Nada de eso proviene del Padre, si no que viene del mundo; 17 y este mundo se acaba junto con todo lo que la gente tanto desea; pero el que hace lo que a Dios le agrada vivirá para siempre.

Cuando en este pasaje dice, el mundo ofrece intenso deseo por el placer físico, nos señala que no es algo que nosotros hagamos naturalmente, estamos siendo influenciados, para acceder a esta modalidad, algo así como una moda, además nos advierte, que esto no es de Dios, pero si hacemos lo que a Él le agrada viviremos para siempre.

Aquí es donde varias noticias en el periódico o en la televisión, nos data de personas que mueren por someterse a estos procedimientos, más por vanidad que por necesidad. He escuchado bastantes personas debatiendo sobre este asunto, personas que creen en Dios y los que no, todos hablan de los beneficios y de aquellas cosas que no son tan buenas. Recuerdo uno de estos debates, decía algo así, los que se oponían a las cirugías expresaban, ¿acaso Dios se equivocó cuando te estaba formando? Y, los a favor contestaban, ¿acaso tengo yo la culpa de heredar el defecto físico de mi familia?

Me causó bastante curiosidad y al fin y al cabo, nadie pudo defender su argumento sin dejar de lado el beneficio propio.

Algunos están en contra por cuestiones económicas y, otros a favor porque simplemente no se aceptan tal cual son. Observemos que dice la biblia, Romanos 12:2  No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta”.

Sí, lo que Dios quiere para ti, es totalmente bueno, agradable y perfecto. Sin embargo, unos se basan en decir, que como no son perfectos físicamente, Dios los quiere perfectos y se someten a cirugía.

Pero realmente Dios nos está sugiriendo que, no lo hagamos porque todos lo hacen, si lo debes de hacer, ten en cuenta que Dios debe aprobarlo. En un post anterior hablamos de escuchar la voz de Dios, te pediría que si estas a punto de tomar una decisión quirúrgica, sobre todo estética, leas este post antes. Continuando con nuestro nuevo post, podríamos incluir el siguiente texto:

1 Samuel 16:77 ”pero el Señor le dijo a Samuel, no juzgues por su apariencia o por su estatura, porque yo lo he rechazado. El Señor no ve las cosas de la manera en que tú las ves. La gente juzga por las apariencias, pero el Señor mira el corazón”.

Y si Dios mira tu corazón, en otras palabras, Él presta cuidado de tus sentimientos, tendrías que hacerte el siguiente cuestionamiento ¿A quién quieres agradar? ¿a Dios a las personas o a tu propio yo?

Pero observemos el siguiente texto de la Biblia, Gálatas 5:16: por eso les digo: dejen que el Espíritu Santo los guíe en la vida. Entonces no se dejarán llevar por los impulsos de la naturaleza pecaminosa”.

Dios es muy claro, pero a veces nosotros nos desviamos por nuestras motivaciones, motivaciones que resultan en ocasiones desviadas y sin fundamento.

Si te gustó, ¡reflexiona y compártelo!

 

Jhonattan Vergara

Lo anteriormente expresado, obedece a nuestra interpretación de un tema con base en la Biblia. Somos Cristianos con deseos de aprender todos los días más de Dios y sobre cómo podemos dar y ayudar a personas como tú de lo que recibimos. Si tienes sugerencias, discrepancias, preguntas o recomendaciones, las recibiremos con un gran gusto y con humildad . Exprésalas  con respeto en la sección de “Comentarios” y te damos las Gracias porque de seguro nos van a ayudar a mejorar y a estimular la Sabiduría de Dios en nosotros. Dios te Bendiga

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *