Palabras de verdad

Siento que Dios no me escucha – ¿Por qué no me responde?

God always hears me. Studio shot of positive calm european man holding hands in pray and looking up

¿Sientes que en ocasiones pareciera que Dios no te escucha? ¿sientes que Dios no te responde? Es el sentimiento que tenemos muchos de nosotros en algún momento de nuestra vida cristiana. Confieso que a mí me ha ocurrido en varias ocasiones, pero hoy entiendo algunas cosas, y es precisamente lo que te quiero compartir hoy.

Miremos qué dice la Biblia acerca de esto, empecemos denotando una característica de Dios, que podemos concluir luego de leer Proverbios 15:3 ”en todo lugar están los ojos del SEÑOR, observando a los malos y a los buenos”. De acuerdo con lo anterior se concluye que Dios es Omnipresente, pues siendo un mismo ser está en todo lugar al mismo tiempo y sus ojos siempre están viendo todo lo que pasa.

Sabiendo que Dios está en todo lugar hay que concluir algo, “siempre verá y escuchará todo lo que ocurre y eso incluye tus oraciones”.

Entonces, ¿siempre me escucha?

Él siempre escucha puesto que es omnipresente, ahora, no es igual oír a escuchar, aunque, aparentemente sean sinónimos. El hecho de que te escuche, no quiere decir que va a actuar conforme a lo que pides en oración.

¿Cómo sé cuándo me oye en realidad?

Para responder esta pregunta debemos ir a  1 Juan 5:14 “y esta es la confianza que tenemos en Él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye”.

Lo primero que te tienes que preguntar es ¿está conforme a su voluntad lo que estás pidiendo? A veces Dios oye y responde “Sí”, a veces responde “No” a veces responde “Espera, no es el tiempo.” Si Dios no te ha respondido debes hacerte varias preguntas, pues podría ser que no es el tiempo aún para lo que pides. Lee un poco más sobre esto en nuestro post “Esperar en el tiempo de Dios”.

Recientemente tuve este sentimiento, le oraba a Dios por algo puntual en mi vida y no veía respuesta, no veía ni un “Sí”, ni un “No”, ni un “Espera”. Simplemente obtuve un silencio de Dios, aunque estaba convencido de que Él me estaba escuchando.

Luego, a través de alguien me respondió que lo que estaba haciendo con ese silencio era fortaleciendo mi fe. Que yo debía aprender a confiar más en Él porque tiene buenos planes para mí, como estoy seguro de que también los tiene para ti. Recuerda que tus propósitos no necesariamente son los propósitos de Dios. Tal vez Dios quiera aumentar tu fe, como en mi caso. Terminaré este post con el versículo que el Señor me regaló y me respondió.

Jeremías 29:11 porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.

Un fuerte Abrazo, si te gustó, ¡reflexiona y compártelo!

 

Daniel Gómez

Lo anteriormente expresado, obedece a nuestra interpretación de un tema con base en la Biblia. Somos Cristianos con deseos de aprender todos los días más de Dios y sobre cómo podemos dar y ayudar a personas como tú de lo que recibimos. Si tienes sugerencias, discrepancias, preguntas o recomendaciones, las recibiremos con un gran gusto y con humildad . Exprésalas  con respeto en la sección de “Comentarios” y te damos las Gracias porque de seguro nos van a ayudar a mejorar y a estimular la Sabiduría de Dios en nosotros. Dios te Bendiga

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *