Palabras de verdad

¿Todavía no ocurre en tu vida lo que quieres?

Making a map of desires

Señor dame, Señor envíame, Señor sáname, Señor actúa. A veces le pedimos a Dios, al Rey Todopoderoso, pero nos damos cuenta de que, en ocasiones no ocurre nada y nos preguntamos ¿será falta de Fe? ¿será que no es la voluntad de Dios? Hay cosas que Dios soberanamente decide y por eso no las recibimos. Pero, hay otras que Dios ya nos dio, ya tiene listas para nuestra vida. Somos nosotros mismos quienes ponemos los obstáculos en nuestra propia vida.

Dios nos habla

Hoy te voy a contar una manera, que aprendí hace poco de un hombre de Dios. Para eliminar los obstáculos que nosotros mismos nos ponemos. Seguramente conoces la historia de Moisés y el Mar Rojo, ¿cierto? 

Éxodo 14:21 narra “extendió Moisés su mano sobre el mar; y el SEÑOR, por medio de un fuerte viento solano que sopló toda la noche, hizo que el mar retrocediera; y cambió el mar en tierra seca, y fueron divididas las aguas”.

En ese momento Dios hizo el milagro para que su pueblo creyera. Primero vino el milagro, el hecho sobrenatural y luego el pueblo creyó. Tiempo después, Moisés murió, y fue sucedido por Josué. Cierto día Josué se encontró en una situación parecida a la de Moisés. Puesto que tenía que cruzar el Río Jordán junto con el pueblo de Israel. Josué, estaba acostumbrado a ver milagros y cosas sobrenaturales, pues así operaba Dios cuando estaba con Moisés. Pero, Dios decidió que con Josué iba a ser diferente. Como lo narra Josué 3:13

“y sucederá que cuando las plantas de los pies de los sacerdotes que llevan el arca del Señor, el Señor de toda la tierra, se asienten en las aguas del Jordán, las aguas del Jordán quedarán cortadas, y las aguas que fluyen de arriba se detendrán en un montón”

Reflexión

Con Moisés, primero venía el milagro y luego el pueblo creía. Con Josué, Dios cambió el proceso, primero tenían que meterse al agua y creer, luego vendría el milagro. Esta comparación de historias es Tremendamente poderosa para nuestra vida.  Tal vez Dios ya decidió darte lo que le estás pidiendo, solo está esperando a que tú te metas al Jordán y le creas. Él quiere que seas intencional, y que tu fe de palabras, las respaldes con tu fe de hechos. Cree primero para que luego veas el milagro o el hecho sobrenatural.

¿Quieres tener un automóvil nuevo?

¿Ya estás haciendo algo por tenerlo?, ¿ya le oraste a Dios?, ¿ya comprobaste que es su voluntad?, ¿empezaste un ahorro?

¿Quieres una mejor relación con Dios?

¿Estás pasando más tiempo con Dios?, ¿lo buscas y se lo pides constantemente?, ¿lees más la biblia?, ¿oras más?

¿Quieres los dones del Espíritu Santo?

¿Ya conoces todos lo dones?, ¿sabes que hay que hacer para adquirirlos? ¿crees en el Espíritu Santo? ¿sabes cómo funcionan los dones?

¿Quieres ser un cantante reconocido?

¿Ya compusiste la primera canción?, ¿has orado por ello?, ¿prácticas para ser mejor cantante?

¡Entra y mójate en Jordán, para que Dios abra el Río!
Dios es soberano, y da a quien Él quiere, como quiere, cuando quiere y donde quiere, porque es Dios. Pero sin duda el quiere que tú le creas.

Un fuerte Abrazo, si te gustó, ¡reflexiona y compártelo!

 

Daniel Gómez

Lo anteriormente expresado, obedece a nuestra interpretación de un tema con base en la Biblia. Somos Cristianos con deseos de aprender todos los días más de Dios y sobre cómo podemos dar y ayudar a personas como tú de lo que recibimos. Si tienes sugerencias, discrepancias, preguntas o recomendaciones, las recibiremos con un gran gusto y con humildad . Exprésalas  con respeto en la sección de “Comentarios” y te damos las Gracias porque de seguro nos van a ayudar a mejorar y a estimular la Sabiduría de Dios en nosotros. Dios te Bendiga

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *